Cómo actua Índice Para los escépticos Bibliografía Recursos Comprar el libro Forum Contacto Home page
 

Recursos


¿Cómo es posible que consideres que tengamos que llevar las lentes especiales como máximo dos horas al día (y esto en el programa intensivo) y no más tiempo?
Preguntas y respuestas n.25 Power Vision System - ¿Cómo es posible
que consideres que tengamos que llevar las lentes especiales como máximo dos
horas al día (y esto en el programa intensivo) y no más tiempo?


- Answers David De Angelis

La explicación a tu pregunta reside en la capacidad de adaptación del cuerpo a los diversos estímulos inducidos.

Cualquier sistema fisiológico que se vea expuesto a estímulos repetidos de manera específica y sistemática lleva a variaciones en la funcionalidad del órgano mismo. Referido al sistema de enfoque, esto significa que los ejercicios específicos descritos en mi libro inducen modificaciones y, por tanto, mejoramientos en la capacidad de enfoque.

Sentada esta premisa, respondo a tu pregunta.

Para provocar esta capacidad de adaptación del organismo a los estímulos inducidos, como en el caso que nos ocupa, los ejercicios de enfoque con lentes opuestas a las habitualmente utilizadas (y siguiendo el movimiento CRP, sin el cual el enfoque resultaría dificultoso), se precisa una intensidad de estímulo, cuantificable empíricamente en el tiempo de entrenamiento.

Siguiendo correctamente la técnica exacta, como se describe de manera específica en mi libro, el factor determinante es calibrar la intensidad del estímulo de manera que sea, por una parte, suficiente para desencadenar la adaptación, y por otra, para no resultar excesivo ni improductivo. Superar el umbral de adaptación de todo sistema fisiológico resulta inútil: sería, pues, inútil que un individuo se entrenase con las lentes de entrenamiento o con los ejercicios de estiramiento ocular durante 24 horas (lo desaconsejo vivamente). No se pueden acelerar los progresos mucho más, ya que el cuerpo (y la mente) tienen sus tiempos de adaptación, que han de respetarse.

Para hacerte que comprendas de otra manera el concepto, basta con que imagines a un levantador de pesos que quisiese aumentar su fuerza y masa muscular: seguiría su programa de fuerza levantando cargas cada vez más pesadas (y por tanto aumentando el factor intensidad del estímulo que, en caso contrario, enseguida dejaría de servir para el entrenamiento). Si se entrenase durante 3 horas al día o durante 8 horas no habría aumentos de rendimiento; es más, el exceso de estímulo podría resultar incluso contraproducente, menoscabando las capacidades de recuperación y, por tanto, de adaptación del cuerpo.

El límite máximo de dos horas de entrenamiento diario, que he fijado para el programa avanzado, está estimado como cantidad máxima de estímulo para poder obtener los resultados más rápidos sin comprometer las capacidades de entrenamiento del sistema de enfoque de los ojos.

Es necesario proporcionar a los ojos el máximo estímulo que resulte útil para el entrenamiento y tal que provoque adaptaciones positivas, como en este caso mejoramiento del enfoque.

Es preciso dar al cuerpo tiempo de adaptarse a los ejercicios y a la mente de habituarse a percibir el mundo con una nueva nitidez e intensidad de colores. Te recuerdo que el proceso visual no es un mero proceso fisiológico, sino que implica a esferas mucho más profundas que la psique humana. Nuestra relación con nosotros mismos y con los demás. El modo en que nos relacionamos con el mundo y nuestra mentalidad misma. ¿Acaso no se dice que uno tiene una mentalidad miope? El cuerpo es un espejo del alma: una vez comprendido esto, se comprende que trabajar sobre el cuerpo significa ensanchar los horizontes mentales y emocionales de un individuo hacia una curación espiritual y holística que implique a todos los estados del ser, no sólo los físicos.


Back
www.powervisionsystem.com Created by Aser srl