Cómo actua Índice Para los escépticos Bibliografía Recursos Comprar el libro Forum Contacto Home page
 

Recursos


Preguntas y respuestas n.31 Power Vision System
Preguntas y respuestas n.31 Power Vision System -

Hola, espero que puedas responder a mi pregunta:
Ya desde hace más de un año y medio hago ejercicios para tratar de curar la hipermetropía de mi ojo izquierdo, sobre todo utilizando la venda sobre el ojo derecho y haciendo “lentas” rotaciones con el ojo izquierdo, como especificaste hace tiempo; en efecto, he conseguido resultados, no sé en qué medida ha mejorado mi hipermetropía (partía de unas 4 dioptrías), pero es seguro que he conseguido mejoramientos.

Pero desde hace algo de tiempo ya no se han vuelto a producir mejorías como en los comienzos. ¿Cómo es posible? En tu opinión, ¿podré llegar a eliminar totalmente el problema y a tener 10/10? Gracias y
hasta pronto, Fabio.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola, David,
perdona si te molesto todavía, pero, como siempre, tengo algunas dudas, en particular a propósito de “foco” y lentes: si uso la venda sobre el ojo derecho para “esforzar” el ojo izquierdo, ¿qué necesidad hay de usar una lente para “empeorar” el foco? Trato de explicarme mejor: habiendo ya un defecto, el ojo,
creo, debería tender por sí solo a focalizar correctamente la imagen hasta llegar a volver a como debería ser (10/10); por eso no entiendo por qué se necesita una lente para desenfocar aún más la imagen. Espero que sea clara la pregunta, en cualquier caso de aquellos “destellos de visión” de los que hablabas en tu web he tenido prácticamente dos, generalmente de noche (no sé por qué) y después se notaba una clara mejoría, en todo caso ya hace bastante tiempo (meses), ahora nada, es como si hubiese un stop, sólo algún ligero “tirón” tras las rotaciones o después de haber leído. ¿Qué significa? ¿Es
posible que el ojo haya llegado a su “límite”? ¿Es posible que el problema esté en la parte del cerebro destinada a la vista en vez de en el ojo mismo?

 



- Answers David De Angelis

Hola, Fabio, no me molestas en absoluto, ojalá todos estuvieran así de motivados para resolver su propio problema visual.

En tu caso de hipermétrope, debes habituar al ojo a trabajar a distancias cada vez más cortas.

Es un proceso lento y gradual, pero seguro.

Ejemplo: si hoy con tu ojo izquierdo (derecho vendado) consigues leer de manera nítida a 50 cm de distancia, debes hacer lo posible para que, después de cierto tiempo, esta distancia se acorte, leyendo más de cerca.

Cuando logres leer a 10 cm o poco más, podrás utilizar lentes negativas, a fin de crear una sobrecarga de desenfoque tal que asegures la adaptación.

EN SUSTANCIA:

1.  ‑Coge un libro.

2.  ‑Acércatelo hasta que se desenfoque el texto.

3.  ‑Parpadea de manera relajada hasta que notes una ligera sensación de enfoque.

4.  ‑Pasa esta línea de desenfoque/enfoque que crea una ADAPTACIÓN del sistema visual. En tu caso, si primero conseguías leer y enfocar a una distancia de 50 cm (la verdadera distancia la conoces tú) y después llegas a leer y enfocar a 30 cm, esto significa que has disminuido tu defecto visual, ya que el ojo se ha adaptado a las condiciones visuales que se le han impuesto.

Para los miopes vale exactamente lo contrario: deben alejar el texto de manera progresiva, con la adición, si es precisa, de lentes positivas para aumentar y asegurar el estado de desenfoque. El objetivo del desenfoque es permitir al ojo sufrir un estímulo/adaptación al enfoque. El desenfoque retiniano es un estímulo óptico artificialmente inducido con lentes a fin de asegurar una adaptación del sistema de enfoque.

El desenfoque puede ser de dos tipos: hipermetrópico y miópico.

l ‑Desenfoque miópico para la reducción de la miopía (foco delante de la retina). Lentes utilizadas: positivas.

El desenfoque miópico miopiza momentáneamente el ojo mediante lentes positivas para asegurar una disminución del estado de hiperacomodación.

l ‑Desenfoque hipermetrópico para la reducción de la hipermetropía. Lentes utilizadas: positivas.

El desenfoque hipermetrópico (foco detrás de la retina) permite un progresivo aumento de la acomodación y una consiguiente reducción del estado de hipermetropía.

Detalles más exhaustivos podrás encontrarlos en Cómo me curé la miopía, respaldados por una amplia bibliografía científica y por imágenes. Respondo a las otras dos preguntas:

Pero desde hace algo de tiempo ya no se han vuelto a producir mejorías como en los comienzos. ¿Cómo es posible?

Si realizas con regularidad los ejercicios de estiramiento ocular y si aumentas de manera progresiva el estado de desenfoque (en tu caso de hipermétrope: si te entrenas en enfocar de manera cada vez más próxima, si es necesario asegurando el estado de desenfoque con lentes negativas), la adaptación, y por tanto el mejoramiento, están asegurados.

Claro que hay momentos de punto muerto: en estos períodos de punto muerto debes continuar con los ejercicios (en particular, aumentando/asegurando el desenfoque y enfocando). Llegados a una masa crítica de mejoramientos imperceptibles, la capacidad de enfoque de tus ojos sufrirá una adaptación que primero será momentánea y después estable.

En tu opinión, ¿podré llegar a eliminar totalmente el problema y a tener 10/10?

Estudios científicos sobre animales han puesto en evidencia los efectos del desenfoque retiniano sobre el cambio refractivo. Animales sometidos a diversos estados de desenfoque han mostrado adaptaciones hacia la miopía o la hipermetropía, dependiendo de si el estímulo inducido era un desenfoque hipermetrópico (mediante la utilización de lentes negativas o confinamiento en ambientes visuales muy reducidos) o un desenfoque miópico (mediante lentes positivas). Cuando dejes de entrenar tus ojos en el desenfoque (específico para la entidad y tipología de tu defecto visual), dejarás también de mejorar. Si un hipermétrope continúa los ejercicios de desenfoque hipermetrópico de la manera correcta y con regularidad, es posible que llegue incluso a desarrollar el defecto opuesto, es decir, la miopía.

Al contrario, un miope entrenado en el desenfoque miópico podría teóricamente desarrollar una hipermetropía, en el caso de que no detuviese el entrenamiento en el momento en que hubiera alcanzado el estado de emetropía.

La regla es utilizar el estado de desenfoque retiniano hasta que se haya alcanzado el nivel deseado de adaptación del enfoque (y, por tanto, de mejoramiento).

¿Es posible que el problema esté en la parte del cerebro destinada a la vista en vez de en el ojo mismo?

Los ojos, al igual que la vista, son los órganos que más influenciados se ven por los estados emocionales y mentales de la persona. El tema es de notable interés en cuanto que trabajando sobre los propios ojos se interviene también sobre los bloqueos y procesos emotivos que subyacen al defecto mismo. Es conocida la relación que existe entre los defectos de refracción y determinados tipos de carácter: el miope pertenece tendencialmente a una tipología caracterial introvertida, como si estuviera encerrada en su mundo de visión restringida en los límites de enfoque; el hipermétrope, al contrario, es un tipo que dirige su atención “al exterior”, casi como si hubiese peligros que evitar: su vista y su mundo interior se orientan, pues, a lo lejos. Las tipologías caracteriales son, en todo caso, tan numerosas como las personas: se podría afirmar que el carácter representa un tipo de “impronta” que se revela a través de los ojos. Técnicas psicoterapéuticas como la DRMO (Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular; en inglés, EMDR, Eye Movement Desensitization and Reprocessing) o la TMO (Técnica de los Movimientos Oculares; en inglés, EMT, Eye Movement Technique) trabajan sobre los movimientos oculares para llegar a resolver traumas y situaciones emotivas que influencian al paciente. Se puede ver aquí la conexión directa entre ojos, cerebro y la capacidad misma de ver.

La propia PNL (Programación Neurolingüística) atribuye a las diversas secciones oculares una influencia directa que ejercen sobre el cerebro: mirar hacia arriba a la izquierda activa ciertas áreas del cerebro de manera distinta que cuando se mira hacia abajo a la derecha. Interesante, por tanto, constatar que trabajando sobre la vista física se pueda influenciar y modificar la propia capacidad de percepción interior y la capacidad misma de relacionarse con el mundo circundante. El diverso grado de refracción puede hacernos capaces de alejar con el desenfoque el mundo circundante, pero puede también, al contrario, permitirnos abarcarlo/abrazarlo visualmente, participando de él también emotivamente. Cuerpo, mente y espíritu son espejos que reflejan la propia luz en una combinación única que representa a la persona en todas sus características. Es posible afirmar que, en este sentido, las técnicas de trabajo sobre los ojos poseen también un fuerte componente transformador sobre la persona. Los ojos son los filtros de nuestro mundo: cámbialos y cambiará tu percepción y, por tanto, tu modo de ser y relacionarte.


Back
www.powervisionsystem.com Created by Aser srl